¿Qué es y para qué sirve el ferrocemento?

para que se utiliza el ferrocemento

Mucho más que un material de construcción, el ferrocemento es una técnica en sí misma ya que surge como una mezcla entre mortero y malla de acero, de modo que como resultado se obtienen módulos de láminas delgadas.

En este post te contamos las principales características del ferrocemento y sus ventajas.

 ¿Cuáles son las características del ferrocemento?

Entre las muchas aplicaciones disponibles en las que puedes incluir este material, destaca su uso en los muros y las cubiertas de viviendas debido a su durabilidad y resistencia.

Son muchas las características que convierten al ferrocemento en una de las técnicas favoritas en construcción, pero entre ellas destaca especialmente que al tratarse de un material modular no deja escombros en la obra que se esté construyendo, lo que lo convierte en un material limpio. Así, es ideal para remodelaciones de edificios de cualquier tipo.

Ventajas del ferrocemento

Cada vez son más las construcciones que están adoptando esta técnica, ya que la durabilidad y la resistencia no son los únicos beneficios constructivos que aporta

  • Resistencia a la corrosión, este tipo de material tiene menos fisuras lo que impide que la malla de acero se fracture.
  • Baja conductividad térmica, lo que además lo convierte en ideal para reducir el impacto acústico.
  • Elasticidad y homogeneidad, posee una gran capacidad de deformación antes de que se produzca la fractura.
  • Económico, además de requerir de un mantenimiento casi nulo, su producción es rápida por lo que no provoca una ralentización en los procesos de construcción.

Como ves, el ferrocemento es un sustituto ideal al hormigón armado debido a sus completas características y facilidad de uso en las construcciones. Si quieres saber más acerca de este completo material, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

Publicado el