Construcción de viviendas adosadas en una zona en expansión. La composición exterior de volumenes y la selección de materiales fue muy medida, de manera que pudieran solucionarse con sistemas constructivos comunes y geometrías sencillas, a fin de economizar la ejecución.

Seguir leyendo

Tipo de proyecto

Localización

Monzón (Huesca)

Estado

(Junio 2015)

Volver al listado

Un solar vacío
Una zona en expansión

Nos encargaron la construcción de 14 viviendas adosadas en un solar vacío ubicado en una zona de expansión de la ciudad de Monzón. El terreno era parcela rectangular, muy alargada y con gran desnivel en su lado corto, por lo que tomamos las siguientes decisiones.

Así, propusimos la edificación en el centro de la parcela, de manera que funcionara como “muro de contención” generando dos bancales a dos niveles:
El bancal inferior que se vuelca hacia el interior de manzana, lo concebimos como un espacio semiprivado de uso comunitario que permitiese además el acceso a los garajes, ubicados en la planta semisótano.

El bancal superior, que es el que está relacionado con la calle principal, lo empleamos para ubicar los jardines privados que permiten tener esa separación prudencial con la calle, y como la zona de acceso peatonal a las viviendas.

Respecto a la distribución interior quisimos que cobrase una especial relevancia disponiendo el programa por niveles: en planta semisótano las piezas no habitables, en planta baja las piezas básicas del programa de día, y en la planta superior el programa de noche. De este modo no se producen cruces funcionales que puedan generar molestias.

En la planta baja, quisimos también incluir una habitación polivalente, que puede funcionar como estudio, sala de juegos, dormitorio, incluso como comedor independiente del salón y asociado a la cocina mediante una comunicación directa. Esto siempre es un plus en el mercado inmobiliario al ofrecer un aspecto distinto de las demás viviendas.

La intención por parte del promotor para este proyecto era que pudiera competir con la venta de pisos al ser una zona en expansión. Por esta razón la composición exterior de fachada y la selección de materiales fue muy medida, de manera que pudieran solucionarse con sistemas constructivos comunes, y geometrías sencillas. Proyectamos un volumen muy compacto con dos materiales aplicados, mortero de dos colores distintos y ladrillo cara vista que se aplica en zonas puntuales y representativas de las viviendas.

En definitiva, creamos 14 viviendas multifuncionales que permitieron al promotor sacar el máximo rendimiento a la parcela comprada.