El encargo consistía en demoler la edificación existente y proyectar un nuevo edificio destinado a vivienda plurifamiliar integrada en el casco antiguo de Monzón, con una distribución interior de los pisos lo más abierta posible con el fin de maximizar lo que fuera posible el espacio.

Seguir leyendo

Tipo de proyecto

Localización

Monzón (Huesca)

Estado

(Mayo 2017)

Volver al listado

Un viejo edificio en el casco antiguo.

Un nuevo proyecto que se funde en el entorno.

Este encargo fue especial porque consistía en actuar sobre un edificio en desuso del casco antiguo de Monzón. Y a nosotros eso de devolver a la vida edificios, zonas, etc. nos hace especial ilusión.

El condicionante principal fueron las dimensiones del solar, ya que eran insuficientes para contener una vivienda por planta y la comunicación vertical compuesta por una escalera y un ascensor. Por este motivo optamos por realizar una comunicación con el núcleo de escaleras perteneciente al edificio colindante (propiedad de la familia) y únicamente incorporar en el nuevo edificio el ascensor, el cual iba a dar servicio a las dos edificaciones.

Para la distribución interior de los pisos decidimos que fuera lo más abierta posible, incorporando en un mismo espacio el recibidor, la cocina, y el salón comedor, con el fin de maximizar lo que fuera posible el espacio de estas piezas.

Exteriormente, se utilizó un aplacado de piedra para marcar a modo de zócalo la planta baja, utilizando en el resto de fachada un mortero de cal para darle ese aspecto de coloración sutilmente irregular que le confiere un aspecto más terroso y que le hacen involucrarse en el casco antiguo.

De esta forma, creamos una vivienda plurifamiliar que se fundió totalmente en el Casco Antiguo aportándole valores funcionales y estéticos.