deportes monzon

La reforma de este local imprime protagonismo a una fachada que es un escaparate de la propia tienda, atmósfera elegante con colores oscuros de fondo, pero que a su vez enfatiza la visión sobre los productos de colores vivos, brillantes y muy diversos.

Seguir leyendo

Tipo de proyecto

Localización

Monzón (Huesca)

Estado

(Marzo 2015)

Volver al listado
interior deportes monzon diseño local deportes monzon estanterias deportes monzon diseño escaparate deportes monzon
tienda deportes monzon interiorismo local comercial monzon diseño de interiorismo de deportes monzon detalles interior deportes monzon

Una actividad comercial con muchos años de presencia.
Una clientela fiel y abundante.
Una imagen anticuada.
Un gran problema de accesibilidad.

Este proyecto nos llega de la mano de Emi, la propietaria de Deportes Monzón.
Perfectamente consciente de que su negocio necesitaba un cambio estético urgente, y de que los problemas de accesibilidad provocaban en sus clientes algunas incomodidades, puso toda su confianza en nosotros para afrontar esta nueva etapa.

Partíamos de un local con un escaparate profundo, con unas formas triangulares complicadas para una buena exposición de productos y dividido en dos por el acceso, que estaba en el centro de la fachada. Además, nos encontramos con que la entrada al local no era accesible para todos sus clientes: el tamaño de la puerta era pequeño y existían tres escalones que separaban la calle del interior, lo que provocaba que determinados clientes tuvieran que ser atendidos en la calle.

Interiormente nos encontramos con una geometría muy irregular que complicaba la buena visibilidad de la zona de exposición. Asimismo, a largo de los años se habían realizado distintas actuaciones de “maquillaje” que dejaban a la vista distintos materiales en suelo y paredes, y distintos tipos de iluminación y mobiliario de exposición.

La reforma de este local se centró en la figura de Emi. Ella es dinámica, profesional, proactiva y trabajadora y quisimos que eso se reflejara en su
local. Para ello, llevamos a cabo las siguientes mejoras:

Ahora la fachada es un escaparate de la propia tienda, dejando ver desde la calle todo lo que está pasando en el interior y el acceso se realiza por un lateral de la fachada que aprovecha el desnivel entre el local y la calle para acceder a una plataforma elevada respecto del resto del local. Esto permite que se controle la zona de exposición nada más entrar.

La comunicación de esta plataforma y el resto del local se hace a través de una rampa de grandes dimensiones que conforma la pieza de acceso a la tienda y el escaparate, al tener esas grandes proporciones desaparece la caracterización de acceso, dando la sensación de estar ya entre las zonas de exposición y venta.

Interiormente proyectamos dos espacios diferenciados como zonas de exposición, son los dos extremos del local que se unen a través de un paso estrecho e irregular. A este paso le hemos dado una imagen potente y un uso, diseñamos unas estanterías y lo transformamos en el espacio de exposición de calzado.

Como material a destacar se utilizó la chapa de aluminio damero, que aparece en los sitios con características especiales como son la pieza que conforma el escaparate y el acceso y las estanterías para exposición de calzado. Los colores utilizados fueron el negro en paredes y techos y el amarillo en mobiliario de exposición, generando una atmósfera elegante con colores oscuros de fondo, pero que a su vez enfatiza la visión sobre los productos de colores vivos, brillantes y muy diversos.